Blogia
Mauricio Víquez. L. Sitio personal...

Laudato Si'

Laudato Si y las responsabilidades de todos los de la casa.


Con fecha del día último de Pentecostés, ha aparecido el 18 de junio la encíclica Laudato Si.
El panorama de deterioro del medio ambiente es tan grave que, en la primera parte del texto, donde además hace ver que retoma un tema que ha preocupado a muchos pontífices, la descripción de la situación resulta angustiante.
Ciertamente es un texto que aborda una cuestión con respecto a la cual se juega el futuro el ser humano. El Papa Francisco en consciente de ello y por eso es claro y directo al abordar el panorama y al sugerir salidas que deben asumirse y llevarse a la praxis mediante el diálogo global y un compromiso real de los estados en medio de la presente cultura del descarte.
Y, aunque el tema del medio es su centro, poco a poco el Papa deja claro otro aspecto de su escrito que es esencial: hay que luchar por una correcta ecología humana que no llegue al extremo de una antropocentrismo exagerado. La ruta para superar la presente crisis antropológica no es, curiosamente, exagerar e irse en la dirección de algunos ecologismos extremistas.
En Laudato Si se deja ver que el ser humano debe cambiar muchas de las cosas que hace normalmente hoy. Por otra parte, se impone una alianza entre lo político, económico y social y ello a nivel global. Una cosa y la otra resultan pasos esenciales si se desea ir a los hechos y quedarse en buenas intenciones.
Es obvio que Francisco no se queda con la gana en el texto de hacer ver uno de los temas que le resultan mas sensibles: el panorama que muestra el mundo presente de desigualdad y de mala distribución de la riqueza. Igualmente otro que aborda a menudo: la ciudad y su realidad inhumana para tantos y tantos.
En fin, un texto para meditar. Un texto para tomar decisiones. Un texto para que los estados asuman retos y el mundo entero se dé mas por enterado del peligroso momento que vive. Una y otra vez se dice algo que es terrible: nunca el ser humano ha dañado tanto su casa como en los dos últimos siglos.
Al terminar, recuerda cómo las Escrituras y la tradición teológica dan fundamento cierto a la opción por el cuido de la casa de todos y, de la mano de Francisco de Asís y la Reina del Universo, sin dejar de referirse al pensamiento de Teilhard de Chardin, se da a la tarea de invitar a una alianza mundial para proteger un entorno que es el lugar desde el cual se desarrolla la noosfera que debe tender hacia aquel que es el punto Omega.
Ojalá que leyendo y meditando, Laudato Si se convierta para todos en carta de ruta para salvar la casa que nos cobija y que es única e insustituible.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Alvaro Orozco Carballo -

EKUMENE:Casa comun, a ejemplo de Francisco de Asis, en pro de una Iglesua y humanidad que viva y promueva, cada vez mas, la vida, la familia, las mascotas, la dignidad humana...muy lejos del ecumenismo verde por fuera y rojo por dentro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres